octubre 18, 2021
10 consejos para comprar el cochecito perfecto

10 consejos para comprar el cochecito perfecto

¿Quién iba a decir que comprar un cochecito de bebé podía ser casi tan complicado como comprar un coche? Son muchos los factores que conspiran para que esta compra sea muy personal. Lorelli le deja algunos consejos:

  1. Sé decidido. Si tienes la firme sospecha de que un familiar o amigo cercano quiere regalarte un cochecito de bebé, inscríbete en el que tú quieras. Así evitarás confusiones, incomodidades o sentimientos heridos si tienes que cambiar el regalo por un modelo que te convenga.
  2. Prueba los neumáticos. Es importante probar una amplia variedad. Prueba a abrir, plegar y transportar los modelos con una sola mano. Asegúrate de que el cochecito se siente robusto, no endeble.
  3. Recuerda los detalles aparentemente pequeños. Si más de una persona va a empujar el cochecito, las asas ajustables son importantes. Otras características indispensables: un portavasos, una capota para proteger al bebé del sol o la lluvia y una cesta lo suficientemente grande para guardar sus cosas. Asegúrate de que el cochecito cabe en tu maletero.
  4. Los recién nacidos tienen necesidades especiales. Un recién nacido necesita un cochecito que le permita tumbarse o que funcione en combinación con una silla de auto. Cuando tu bebé tenga unos 6 meses y pueda sentarse, puedes considerar una silla de paseo que no se recline.
  5. Desmonta el asiento del coche y vete. ¿Quieres evitar despertar a tu bebé si se queda dormido en el asiento del coche? Considera la posibilidad de un sistema de viaje completo que acople una silla de auto a un cochecito. Podrías seguir utilizando el cochecito incluso después de que a tu bebé se le quede pequeña la sillita. Sin embargo, algunos sistemas de viaje pueden ser caros.
  6. Un chasis ligero podría servir. Si quieres utilizar la silla de auto de tu bebé con tu cochecito, gasta menos dinero comprando un chasis vacío que haga rodar una silla de auto infantil. Los chasis suelen ser fáciles de abrir y cerrar con una sola mano. El inconveniente: Cuando tu hijo cumpla un año y se le quede pequeña la sillita, tendrás que cambiar el chasis y la sillita por otra cosa.
  7. Salir de la carretera. Un cochecito de paseo o todoterreno tiene tres neumáticos de suspensión o de aire de alta resistencia y es bueno para el uso fuera de la carretera. Son ideales para espacios reducidos o abarrotados en los que se necesita una buena maniobrabilidad y la capacidad de girar en un instante. Estos cochecitos no son apropiados para bebés menores de 6 meses.
  8. Puede que necesites más de uno. Puede que decidas que quieres un cochecito que incorpore una silla de auto y otro que satisfaga tus necesidades todoterreno. Además, una silla de paseo tipo paraguas de bajo coste puede salvarte después de que tu bebé alcance los 6 meses. Son cómodos y ligeros -a menudo pesan menos de 5 kilos- y puedes encontrarlos por tan sólo 25 euros si buscas.
  9. Concéntrate en la seguridad. Nunca dejes a tu bebé sin vigilancia en un cochecito. El bebé podría estrangularse si se desliza por la abertura de las piernas. Recuerda utilizar el cinturón o el arnés de seguridad, evitar sobrecargar el cochecito y devolver la tarjeta de garantía del cochecito para que puedan ponerse en contacto contigo en caso de retirada del mercado.
  10. Aclare la política de devoluciones. Busque garantías de satisfacción del 100% y políticas de devolución que no sean demasiado estrictas. Si hay que reparar algo, ¿tendrá que enviarlo de vuelta al fabricante con su propio dinero y quedarse sin cochecito durante un tiempo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *