Uncategorized

PENTAX DIGITAL CAMERAEstamos ante otra jugada maestra de Zapatero y compañía con esto de la huelga general del 29-S. Según el manifiesto de la huelga y teniendo en cuenta los convocantes, esto me huele a ejercicio ejemplar de demagogia para dar marcha atrás.

El gobierno no tiene respaldo popular, los trabajadores no se sienten respaldados y la reforma laboral que está en curso, solo favorece a empresarios con problemas económicos. CC.OO. y U.G.T. son brazos del gobierno y a través de ellos quieren engañar a los ciudadanos. Me temo que las consecuencias de la huelga pueden ser una supuesta remodelación de la reforma laboral y ganarse el apoyo de los votantes, al hacernos creer que sentarse a “negociar” con los sindicatos es una forma de rectificar escuchando a los demás, pensando que somos tontos y no conocemos la relación entre todos estos. Alguien puede pensar que no es Zapatero el que está detrás de la huelga, pero esta es mi impresión: Jugada maestra de Zapatero.

Si esto sucediera como preveo, conseguiría unos puntos interesantes en esos sondeos que nadie se cree, salvo los que están dentro de ese universo lleno de mítines y fotos al que nadie echa cuenta y se llama escenario político.

carretilleroEl desplazamiento en Colombia, da lugar a una historia de tragedia social en El hijo del carretillero. El fénix real crea un mundo en donde el tiempo nos muestra posibilidades de la eternidad del ser humano, recreándose después de una destrucción. Las tres mujeres solas nos cuenta de las posibilidades de hacerse eterno al trasgredir espiritualmente un joven cuerpo.

Luis Adolfo duarte reina

Nacido en Duitama Boyacá 15 de diciembre de1957, latonero de profesión apasionado de la literatura, esta es su primer obra editada pero tiene en el escritorio otras obras en proceso de publicación

industrialesGran parte de la acción se desarrolla entre dos ciudades cercanas: Siete Caminos y Bella Crocce.
Es  un relato a varias voces, surge la idea después de que un comunicador reúne a unos amigos y los invita a escribir sobre lo que pasa en sus ciudades y en los caminos que los unen.
La vida de los camioneros Juan Pedro, Antonio y el viejo se funde con las  historias de los pescadores y sus familias.
Lo que da cohesión es eso que pasa en los trayectos  y sobre lo cual, cada uno, sabe un poco. Buscan, los protagonistas, brindar una imagen de lo que pasa en sus propias narices a diario.
Los narradores aluden a las peregrinaciones a la basílica de la virgen, las otras caminatas hacia el lugar de veneración del santito, los peajes que deben pagar quienes transitan por las rutas. Todos buscan su sustento y dialogan, manifiestan sobre sus necesidades y los recursos existentes en las vías de comunicación terrestre y en las aguas del río Manguruyú.

PENTAX DIGITAL CAMERASiempre se ha hablado del silencio como la mejor respuesta y lo suscribo totalmente. Hay muchos tipos de silencios, unos abrazadores y otros repulsivos, y todos cargados de efectividad comunicativa. A pesar de a simple vista ser signo de indiferencia, es una de las mejores forma de comunicación, al provocar en el receptor una respuesta primero de incomprensión y, tras unos segundos, se torna comprensión. Actúa de conciencia, de espejo e incluso de conclusión.

Pero muchas veces, no es posible tirar de la ausencia de expulsi ón de aire y dejarlo todo a la mirada o la disposición del cuerpo. Elegir una respuesta adecuada no es fácil y requiere de agilidad mental. No soy un maestro del silencio, para eso están las enseñanzas de Buddha y reconozco que mis palabras no fluyen ni impactan como se espera de mí. Me excuso en mi complejo por tener una voz horrible, y este mecanismo de defensa se me viene abajo como un muro de arena cuando caigo en la cuenta de que carezco de agilidad mental. ¿Cuántas veces hemos dudado entre decir lo que pensamos o lo que la otra persona quiere escuchar? Cuando esta duda se convierte paulatinamente en discusión escolástica y somos conscientes de ello, el silencio es la mejor respuesta. Volviendo a la pregunta, cualquiera tiraría del sentido común y me respondería entre risas que lo que pensamos aun a sabiendas que quizás no siente bien a la otra persona es lo correcto. Si elijo esta opción, la de exponer mi verdad al juicio público, es posible que enmarañe la cuestión sobre la que se me pide opinión. Si por el contrario, digo lo que mi interlocutor quiere escuchar, puedo producir un bien mayor, ya que creo que forma parte de la condición humana el intentar contrarrestar lo que otro dice. Como decía Hobbes, el hombre es un lobo para el hombre, y por eso creo que actuamos así, sin fiarnos cien por cien de los demás.

Concluyendo para no hacer pesada mi exposici ón, el silencio, como ausencia de palabras o de nueva información, es la mejor respuesta. Aprender a usar esta herramienta mágica es esencial para savoir vivre, como explica Raimon Panikkar en Invitación a la sabiduría.

estanqueraUn sargento de la Guardia Civil con dotes detectivescas y un habilidoso jefe de los maquis luchan en la Sierra por sobrevivir y por el amor de la misma mujer.
Una visión nueva y desenfadada, hasta donde se puede, de un drama poco estudiado de nuestra historia reciente.

En su libro Napo, dale camino, Napo, el dramaturgo, gestor e investigador cultural Iván González García, nos ofrece una hermosa reminiscencia sobre la vida del inolvidable Napoleón Perea Castro, narrada con amor, picardía y nostalgia por tiempos pasados y mejores. Con su obra, nos recuerda una vez más la importancia y necesidad de abordar los estudios sociales sobre la incidencia del deporte en la identidad y cultura en Cartagena de Indias.

puentesEl escritor Fernando De Ceda, en su interesante obra, Puentes y Sombras, ha logrado, con su forma de redactar los hechos, que el lector quede atrapado y sumergido en el amplio océano de palabras que ofrece su lectura.

Desde el primer momento, pues le da un cierto aire de misterio e intriga, invita al ávido  poseedor del libro, a seguir devorando  las palabras inmersas en su seno, para así, de esta manera,  lograr desenmarañar todo ese ovillo de trampas y rompe cabezas que presenta el autor.

En este sentido, la descripción tan detallada y exhaustiva de los lugares donde se desarrollan los hechos y, la de los personajes que intervienen en ellos , transportan al lector a ellos como si conocieran cada rincón y cada detalle de ese los mismos.

De esta manera, el elenco de personajes incluidos en las diferentes partes de la novela, debido a estas descripciones tan detalladas que versan en anteriores líneas, como su forma de vestir, sus rasgos, cómo piensan, la manera de vivir etc;  hace que el lector enseguida se familiarices con ellos, como si hubieran sido partes partícipes de la vida de cada uno.

Novela del género histórico escrita en primera persona. Su personaje principal, un ser ficticio; Alejandro Portocarrero Lavasille, en un relato personal nos sumerge en la primera parte de la historia de su vida. Sus raíces, su amada familia, su infancia en la hacienda Les Fleurs, la vida estudiantil, los entrañables amigos, el primer amor, su lucha por hacerse de un nombre en el mundo de la tinta y la pluma con el objetivo de alcanzar la ansiada experiencia del amor. Un mundo que se atrevió a jugar creyéndose sabio conocedor de las inesperadas sorpresas que afronto y terminaron marcándolo por siempre. Decide luego, entonces a pedido de su familia viajar a Chile para cursar estudios universitarios y alejarse del clima nostalgico que rodeaba su hogar.

Años más tarde en 1879, convertido ya en un abogado, regresa al Perú para reencontrarse con sus seres queridos y continuar rehaciendo su nueva vida. Pero el destino aun le tenia deparado mas pruebas a su agotado espíritu. La guerra del Pacifico estaba por estallar, justamente cuando había enrumbado a trabajar a la ciudad de Iquique, al lado de su entrañable amigo, el rico empresario Don Alfonso Ugarte Vernal.

Viéndose envuelto luego, en una serie de intrigas entre sociedades ocultas detrás de los gobiernos beligerantes. Pero el llamado de la Patria en los momentos críticos del inicio de la guerra del Pacifico hizo que se comprometa en toda labor referida a la causa de su defensa, incluso a sabiendas que las mismas podían costarle la vida.

Amante también de las historias de los antepasados que poblaron San Juan de Lurigancho, los rurikanchu. Nos transcribe en simultaneo el relato que escucho de su amigo, el viejo indio Amancio, acerca de la princesa Pisikta y su amado el quechua Quisu Yupanqui. Una historia situada en los tiempos sentenciados como el fin del gran imperio Inca. Manqumarka y el Cusco son las ciudades donde la Princesa Pisikta crece y se hace mujer. En medio del amor de su padre, las intrigas por su llegada al trono y la felicidad del amor al lado de un general Inca.

independenciaEl tiempo no es un lugar, es un suceso. Un sin fin de ascensos y descensos. Tiene un cuerpo flexible y también es duro y sordo. Temporal es la reunión de instantes de tiempo que quieren ser poemas. Los meses se agolpan y cada uno de ellos tuvo y tiene un huella reflejada, irrepetible por fugaz.

Los posibles lectores de este Temporal tendrán sus propias huellas, que tal vez, coincidan con las mías. Dos tiempos que se unen.”

Sergio Astoga

PENTAX DIGITAL CAMERAAdiel es un joven huérfano que nunca llegó a conocer a su padre; de su madre, que murió a los pocos años de darle la vida, apenas conserva algún vago recuerdo. Al amparo y cuidado de su tutor, Tito Donabella, propietario de una modesta joyería en un modesto pueblo de ninguna parte, ha crecido llevando una tranquila y anodina vida, pero un día todas las certezas en las que ha creído comienzan a desmoronarse irremisiblemente.

La causa de ello será la misteriosa aparición de un hombre en la joyería y el extraño encargo del que les hará responsables tanto a Adiel como a Donabella: cuidar de una pequeña caja marrón que nunca, bajo ninguna circunstancia, deben abrir hasta que él se lo indique. ¿Pero qué contiene la caja? Un legado maldito: vidas robadas en el pasado…

Somos

PENTAX DIGITAL CAMERASOMOS, increíble palabra. El verbo ser con sus virtudes y defectos, la primera persona del plural con consiguiente unión del Yo de dos o más sujetos, y políndromo, el concepto que iguala culturas orientales y occidentales de lectura.
La S, ese discurrir por la vida dando bandazos desde que se empieza a escribir, perdón, a vivir. La O, el momento eterno desde que se aprieta la pluma, perdón a abrir los ojos, hasta que se suelta en el mismo sitio donde se empieza, perdón, cuando se cierran los ojos. La M, el subidón, toma de aire y bajón al besar. Vuelta a la O como dicta le ley del péndulo, y la S cerrando el círculo.

SOMOS, al pronunciarlo, primero emitimos el caminar de una serpiente, luego el beso tímido en la unión de las auras y finalmente, vuelta a la serpiente. Afortunadamente, esta palabra está tan dentro de nuestra psique, que no solemos pararnos a pensar en lo que es.